Páginas vistas en total

sábado, 22 de marzo de 2014

Deliciosas donas

DONAS CASERAS DE ANÍS

Ingredientes:
6 huevos medianos
 800 gr. de harina
 2 sobres de levadura
 200 gr. de azúcar
 100 ml. de leche
 60 ml. de anís dulce
 100 gr. de mantequilla

 Ralladura de naranja y de limón


Preparación:
En un bol amplio batimos los huevos, añadimos el azúcar mientras seguimos batiendo, a continuación la leche, la mantequilla derretida, el anís y finalmente la ralladura de los cítricos. No sé si el orden es importante, pero yo lo hago así, un poco por lógica.
Teniendo ya la harina preparada en la que habremos mezclado la levadura, la vamos añadiendo paulatinamente mientras removemos. La cantidad de harina, como siempre os digo, es orientativa. Yo he tenido que añadir un poco más hasta que la masa se podía trabajar, quizás unos 100 gr. más, eso depende de las harinas. En cuanto vemos que ya no se nos queda en las manos pegada, podemos decir que está lista. Hay que tener en cuenta que luego la impregnaremos un poco en harina a la hora de formar las rosquillas, por lo que hay que dejarla un poco corta de harina.
Ponemos aceite abundante a calentar y mientras lo hace, vamos formando bolas de masa. Las untamos de harina para que no se nos peguen en las manos y las reservamos. Cuando el aceite está caliente, tiene que freír pero despacio. Si va muy rápido, se quemarán por fuera y quedarán crudas por dentro. Las bolas que hemos reservado, las cogemos y vamos formando las rosquillas haciendo un agujero en el centro. No hace falta que tengan una forma ni tamaño determinado, según vamos haciendo las rosquillas, las vamos friendo en el aceite hasta acabar.
Se nota que están hechas porque pesan poco al cogerlas con la pinza. Para mí es un dato muy importante, si la rosquilla no pierde peso y aunque por fuera esté dorada, por dentro estarán crudas.
Según se van friendo, se ponen en una fuente con papel para que absorba parte de la grasa de la fritura. A continuación, las untamos bien en azúcar y las vamos colocando en el recipiente en el que las vayamos a guardar.